sábado, 28 de junio de 2008

Fútbol

En azul cielo el sol apremia a mediodía y a su son riman las chicharras. Huele a heno, a alberca y a zumbido de avispa. Los balonazos resuenan en las paredes mal pintadas de las casas en una raña toledana.

Dos niños juegan. La pelota vuela y se queda sobre una teja parda lejos de su alcance. El delantero mira con ojos cristalinos el resultado de su chut mientras el cancerbero le observa con enfado hasta que encuentra el insulto adecuado:

- ¡Gólgota!
- ¡ Y tú puta!

1 comentario:

Lula Lestrange dijo...

Maravilloso texto, con mejor final. Me enteré ayer de que tenías un blog... yo me acabo de montar uno, a ver si me animo a escribir un poco.

Un besso,

4ETNIS